Home Educación EL ACOMPAÑAMIENTO PEDAGÓGICO EN LA CASA

EL ACOMPAÑAMIENTO PEDAGÓGICO EN LA CASA

Por: Alveiro Machado Pérez. Docente catedrático de Uniguajira Y tutor del Programa Todos A Aprender

Para nadie es un secreto que, desde la promulgación de la Ley General de educación (Ley 115/94), la cual define que, “La educación es un proceso de formación permanente, personal, cultural y social que se fundamenta en una concepción integral de la persona humana, de su dignidad, de sus derechos y deberes” en Colombia el movimiento académico se ha nutrido de todas vertientes pedagógicas, que busca comprender el proceso de la enseñanza-aprendizaje, por consiguiente, las preguntas del ¿Cómo enseñar?, ¿Cuándo?, ¿Por qué?  ¿A quién enseñar? y ¿Cómo evaluar?, parten del enfoque que es el maestro quien enseña, por consiguiente, se convirtió en el objetivo principal para los encargados de ejercer la noble labor de la docencia. El magisterio inició un proceso acelerado para la innovación educativa, los que hasta la fecha solo eran normalistas y pedagogos lograron ser licenciados, especialistas y demás pergaminos en la formación y el arte de enseñar.

Más, sin embargo, cuando ya todo parecía estar en su confort, a raíz de la pandemia generada por el Covid-19, fue necesario un cambio de paradigma y el acompañamiento pedagógico, el cual fue otorgado al núcleo familiar, aunque en su definición se entiende que la pedagogía es la “Ciencia o arte de la educación. Oficio que alude a la apersona que sabe enseñar al niño, por otra parte, el nombre actual de pedagogía, no entra en el lenguaje profesional hasta la aparición de Johann Friedrich Herbart. Clasificada dentro de las ciencias humanas, su estudio y tratamiento refleja la aproximación que viene realizándose entre las ciencias exactas y las ciencias humanas. A principios del siglo XX, psicólogos como Dewey, Decroly y María Montessori realizaron una verdadera revolución en la pedagogía”.

En el contexto local la enseñanza-aprendizaje, bajo el concepto de “Educación Remota”, se ha convertido en una odisea familiar, debido a que, la entrega de  las guías de aprendizaje y material de apoyo, como recurso que dinamiza la interacción docente–estudiante para seguir construyendo saberes en medio de la cuarentena, con o sin la mediación de las TIC, ha generado cambios significativos en el paradigma educativo, la mediación a través de los recursos tecnológicos para la realimentación al estudiante ha dejado un sin sabor en los padres, porque el acompañamiento al proceso es poco o nulo, primero porque en los hogares  no se cuenta con datos o dispositivos móviles dispuestos para recibir la explicación de los maestros, en segundo lugar, la preparación los padres en el tema educativo depende de su formación en algunos casos sin estudios de primaria lo que ha generado un descontento en los progenitores y en los estudiantes, situación que se evidencia en la no entrega de las guías de aprendizajes.

Sin duda alguna, en este tema cabe la frase “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios” (Mt. 22, 21).   Los padres de familia se sienten  huérfanos en el apoyo educativo de sus hijos, para el desarrollo de las actividades escolares puesto que, los establecimientos educativos, se encuentran en el ensayo de cómo y cual  herramienta TIC, utilizar para hacer el acompañamiento no solo a los acudientes para verificar si los estudiantes  están realizando las guías, sino poder mejorar los desempeños y las competencias básicas que requiere cada estudiante según el grado que cursa,  como lo sugieren los referentes de calidad, el análisis contextual a las realidades de cada establecimiento educativo para hacer los ajustes pertinentes al currículo, y el SIEE (Sistema Institucional de Evaluación de Estudiantes) como respuesta al nuevo enfoque educativo. 

Por consiguiente, los ajustes a los paradigmas pedagógicos se intercambian colocando el aprendizaje como objeto de estudio y no al estudiante, el enfoque a este proceso es “Aprender de cada vivencia, el tiempo de los aprendizajes es permanente” desde la óptica del estudiante, la respuesta a ¿Qué aprender?, ¿Para qué?, ¿Cuándo?, ¿Dónde?, ¿Con quién?, y ¿Cómo?, están vigentes en la educación presencial, remota o en alternancia, a si lo interpreta la pedagogía educativa en todos los tiempos que “cada propuesta y cada decisión […considere…] las condiciones que hoy viven niños, niñas, adolescentes, jóvenes y sus familias, sus sentimientos, sus vivencias y las lecciones que pueden derivar para continuar sus procesos de desarrollo y aprendizaje durante y después del aislamiento obligatorio”. (Ministerio de Educación Nacional, 2020).

Para finalizar, si ánimos de señalamiento es necesaria la reflexión;  los establecimientos educativos deben considerar que ningún esfuerzo para garantizar el desarrollo y el aprendizaje de los niños debe ser minino, como la utilización, de: guías de aprendizajes, módulos, llamadas telefónicas, vídeo llamadas por WhatsApp, Meet, Zoom, correos electrónicos, plataformas educativas, mensajes de textos videos tutoriales, entre otros, ningunas de las anteriores remplaza el acto social de la interacción en al aula, para esto como maestros en todos los tiempos es necesarios aplicar “La carta a García o mensaje a García”.

1 comentario

  1. Totalmente de acuerdo. Es preponderante el papel y la responsbilidad que se tiene con el niño y el padre de familia en los procesos de aprendizaje discente. Todo esfuerzo por la ineracción social en el aula de nuestra parte nunca faltará, nuestro apoyo para ello, es total. Firmes siempre!!
    Gracias profe, por tocar un tema tan sensible sobre el acompañamiento en casa; sobre todo, conociendo las condiciones de la ruralidad del departamento Guajiro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

En Maicao se disminuyen las restricciones sociales y comerciales.

DESCARGAR PDF Decreto-No-128-del-1-de-junio-2021Descarga Hace pocos minutos el Alcalde de …