Home Educación LA GUAJIRA, DE LAS BONANZAS A LA ESPERANZA EDUCATIVA

LA GUAJIRA, DE LAS BONANZAS A LA ESPERANZA EDUCATIVA



Alveiro Machado Pérez.
Docente y Tutor del Programa Todos A Aprender

Son muchos los caminos recorridos por los habitantes del territorio de Padilla, para visibilizar los  diferentes frentes que ostenta el departamento de La Guajira en el Siglo XXI,  (el económico, histórico, cultural, ancestral y educativo, un territorio de contrastes, de exóticos paisajes y exuberante belleza), en cuanto a su ubicada geográfica lo posesiona en el primer lugar del mapa de Colombia, su desarrollo está consolidado en más del  40% dependiente de la extracción del carbón cifra representativa del PIB (Producto Interno Bruto), razón por la cual, es necesario diversificar sus actividades económicas. En esta oportunidad deseo abordar el tema desde la otrora bonanza que se han forjado en el territorio, quien vislumbra la educación como una efímera esperanza para los nativos y el pueblo en general.

 Como reza el dicho, “Aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla”, el desarrollo de esta primera bonanza tiene sus orígenes en la explotación del territorio marítimo, en las costas de la península, con la extracción de ostras las cuales son portadoras de las exóticas perlas de nácar, se les considera una gema orgánica, cuyo precio en el mercado es alto pero según datos tomado del ensayo del historiador Weildler Guerra Cúrvelo, “Ranchería de las perlas del Cabo de la Vela” equivalía a un quinto real, se cimentaron con la sangre de los indios esclavos, que morían en las profundidades en el intento de encontrar las de mayor tamaño, el centro perlero ubicado en las costas del Cabo de la Vela y se extendía hacia el oriente donde se conoce como la laguna de San Juan, epicentro de operaciones de “las diferentes actividades  económicas realizadas por los pobladores hispanos las cuales incluían  actividades agrícolas agricultura, pesca, de manera que el comercio de  esclavos era considerado granjerías de indios”.

Sin duda alguna, este hecho posicionó al territorio guajiro, en el siglo XVI, como epicentro del comercio con el viejo continente e ínsulas del aribe, la cita de la frase “Aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla” interpela al lector a conocer este período histórico que, sin duda alguna, marcó el camino que en la actualidad vive el departamento, en cuanto a relaciones comerciales y actividad económica. Mi percepción sobre esta realidad gira en torno a los diferentes escenarios que se esbozan en cada una de estas líneas, permite hacer una mirada introspectiva en cada una de las bonanzas mencionadas, pero también, a cada uno de los habitantes, puesto que, somos los que construimos la historia desde lo que somos y hacemos.

Por otra parte, como no hacer mención de la bonanza marimbera, si su legado aún es motivo de remembranza en el plano local y nacional, sin ánimo de señalar o juzgar fue el origen de riqueza de muchas familias que hoy ostentan un buen nombre a lo largo del territorio, que a través de esta práctica consolidaron   su estatus, pero eso no es el tema en esta oportunidad la literatura es amplia, sin duda el título que se roba la atención es ¡BONANZA MARIMBERA, ADIOS! Publicada en la revista Semana, no es motivo de orgullo hacer reminiscencia sobre este tema en la historia Guajira, pero es un tema que coexiste en las notas del vallenato, en las historias no contadas por los antepasados por miedo de ser escuchadas, en la memoria de los abuelos, en los caminos de la sierra Nevada y los cementerios de los pueblos que conforman el territorio de Padilla.

El trasegar de la historia sobre las bonanzas en el territorio guajiro es variado, se logra identificar  el café, el tabaco, en algún tiempo el algodón en “los años 1965 alcanzó representar entre 70% y 80% del PIB en la Guajira, ahora el agro solo es el 8%”, todas con principios  en la actividad agrícola, hoy por hoy la actividad más representativa es la extracción del mineral del carbón, proyectada su vigencia hasta el 2034, el principal motor generador de empleo del departamento, lo que según las políticas nacionales de desarrollo económico está proyectada para el agro  y el turismo, puesto que, desde el pensamiento académico insta construir una nueva historia,  poder superar la desidia que corroe el desarrollo de los pueblos y los mantiene en  hostil  pobreza.  

Es imperativo fijar la mirada en las nuevas generaciones, en las instituciones que forman el conocimiento, que pulen la razón e ilustran el pensamiento, desde la fundación de la universidad de La Guajira, se construye un nuevo camino en el horizonte del presente y futuro de las generaciones venideras, el camino que hay que recorrer apunta a versificar los programas académicos, alcanzar la alta calidad, pero, sobre todo, apalancar las actividades de la economía en cada una de sus líneas. En la actualidad es necesario “tomar el toro por los cachos” cuando se necesita tomar decisiones en cualquier tema, en la actualidad las generaciones de energías renovables apuntan a La Guajira, puesto que, existen nueve proyectos asignados para la puesta en marcha del parque eólico, para generar energía y es necesario que no se deje de lado al alma mater y el llevar energía al territorio ancestral.

Los programas académicos que oferta la Universidad de la Guajira, debe ir de la mano para generar procesos de impacto social, sus políticas acordes a las necesidades históricas que vive el departamento que no seamos unos “convidados de piedra” como ha sucedido en cada uno de los proyectos que se han desarrollado desde los hechos históricos antes mencionados, la generación de   proyectos de impacto territorial, de desarrollo industrial, para la competitividad geopolítica aprovechando la herencia comercial que ya desde el siglo XVI,  mostraba la invasión al nuevo mundo denominado “descubrimiento de América” las cartas están sobre la mesa y los jugadores cada uno tiene su partida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Con golazo Radamel Falcao debutó en Rayo Vallecano.

Golazo en el el debut del tigre en su nuevo equipo Rayo Vallecano El goleador cafetero  Ra…